HOI AN

Desde el siglo XVI hasta el siglo XIX, la ribereña ciudad de Hoi An atrajo a comerciantes de seda, especias y porcelana desde Japón, India, Indonesia y Europa. Hoi An todavía conserva muchos restos de sus días comerciales y su antiguo barrio se ha conservado maravillosamente. 850 magníficas estructuras antiguas aún se alinean en las calles y las viejas casas comerciales con techos de tejas, pagodas sombreadas y coloridos salones comunales han ganado a la ciudad el estatus de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El hermoso paisaje circundante y las playas vírgenes también impregnan toda la zona con un tranquilo encanto rústico.